¿Cuánto duran los celos de los hermanos?

Escrito por John Macara

Psicólogo conductual y experto en relaciones de familia 

Los celos son una emoción muy común en los niños y, aunque a menudo se ven como algo negativo, pueden tener una función protectora. Según un estudio publicado en la revista «Personality and Social Psychology Bulletin», los celos de los hermanos tienen una duración media de tres meses.

¿Qué hacer cuando un niño se pone celoso de su hermano?

Cuando un niño se pone celoso de su hermano, es importante que los padres estén atentos a la situación. Es posible que el niño esté experimentando celos por primera vez, o quizás estos se hayan intensificado debido a alguna situación en particular. Sea cual sea el caso, es importante que los padres hablen con el niño sobre los celos y busquen soluciones que ayuden a resolver la situación.

En primer lugar, es importante que los padres expliquen a los niños por qué existen los celos. Es decir, que se les explique que es normal sentir celos de vez en cuando, pero que hay formas de resolver esta sensación. Según los especialistas, es importante que los padres hablen con los niños de forma clara y honesta, y que no intenten tapar el problema.

En segundo lugar, es importante que los padres ayuden a ambos niños a establecer una buena relación. De este modo, ambos hermanos podrán compartir experiencias y sentirse más cercanos el uno al otro. Además, es importante que los padres fomenten la competencia sana entre los hermanos. De este modo, el niño celoso podrá sentirse mejor al ver que su hermano también tiene éxito en algunas cosas.

En tercer lugar, es importante que los padres estén atentos a las señales de que el niño celoso está experimentando problemas. Por ejemplo, si el niño empieza a tener problemas en la escuela o en sus relaciones sociales, es posible que esté experimentando celos. En estos casos, es importante que los padres busquen ayuda profesional para que el niño pueda resolver sus problemas.

¿Cuáles son los síntomas de un niño celoso?

Los celos son una emoción que se manifiesta en niños y adultos de distintas maneras, dependiendo de la personalidad de cada uno.

ARTÍCULO INTERESANTE:   ¿Qué siente un niño cuando le pegas?

Generalmente, los niños celosos muestran síntomas como inseguridad, enojo, tristeza, aislamiento y rechazo hacia las personas que consideran competidoras por el amor o atención de sus padres. Es importante que los padres estén atentos a estos síntomas para poder ayudar a sus hijos a manejar esta emoción y que no se vuelva un problema en su vida.

¿Qué hacer para evitar los celos entre hermanos?

Los celos son un sentimiento que se puede presentar en cualquier momento de la vida, y que tiene que ver con la envidia y la posesión. Entre hermanos, estos sentimientos pueden ser aún más fuertes, ya que se pueden sentir amenazados por la presencia del otro.

Para evitar los celos entre hermanos, lo primero que hay que hacer es establecer una buena comunicación. Es importante que ambos se sientan escuchados y comprendidos, de modo que puedan expresar sus sentimientos sin miedo a ser juzgados. También es fundamental establecer reglas claras y respetarlas. Por ejemplo, si uno de los hermanos tiene que hacer una tarea y el otro quiere jugar, es importante que haya un turno establecido para que todos puedan participar.

También es importante fomentar la unión entre hermanos. Pueden jugar juntos, ir al cine o al parque, y compartir momentos especiales. De esta forma, se sentirán más unidos y no competirán por la atención de los demás.

En resumen, para evitar los celos entre hermanos hay que establecer una buena comunicación, respetar las reglas y fomentar la unión.

Los celos de los hermanos son bastante comunes y duran hasta que los niños alcanzan la edad de 10 años. Durante esta etapa, los hermanos comienzan a competir por el afecto de sus padres y se dan cuenta de que pueden tener diferentes privilegios.
Los celos de hermanos duran lo que dura el vínculo que los une. A veces son intensos y duran poco, y otras veces son más sutiles y duran mucho tiempo.