¿Qué le pasa al bebé cuando la mamá se enoja?

Escrito por John Macara

Psicólogo conductual y experto en relaciones de familia 

Cuando una madre se enoja, su bebé puede experimentar una variedad de emociones, incluyendo miedo, ansiedad y culpa. Según la investigación, estas emociones pueden tener un impacto significativo en el desarrollo emocional del bebé. Por ejemplo, si la madre se enoja frecuentemente, el bebé podría aprender a sentirse ansioso y culpable. Estas emociones pueden afectar el desarrollo del bebé a largo plazo, incluyendo su autoestima y capacidad para establecer relaciones saludables en el futuro.
Cuando la madre se enoja, puede pasarle al bebé que se ponga a llorar, que se calme o que se quede en silencio.

¿Qué siente el bebé cuando la madre se enoja?

No hay mucha información disponible sobre qué sienten los bebés cuando sus madres se enojan, pero se cree que pueden sentirse inseguros, abandonados e incómodos. Según la doctora Sarah Ockwell-Smith, autora de «The Gentle Art of Babywearing», el bebé puede interpretar el enojo de la madre como una señal de peligro, y esto podría derivar en problemas de sueño, alimentación e incluso en una mayor probabilidad de padecer enfermedades. Por lo tanto, es importante que las madres traten de mantener la calma cuando están cerca de sus bebés, ya que esto les transmitirá seguridad y estabilidad.

¿Qué pasa si una mujer embarazada se enoja mucho?

Las emociones intensas durante el embarazo pueden ser perjudiciales para el bebé. Según un estudio, las mujeres que experimentan emociones fuertes, como la ira, tienen un riesgo mayor de tener un bebé de bajo peso.

ARTÍCULO INTERESANTE:   ¿Cómo le digo a mi hermana que estoy embarazada?

¿Qué pasa con el bebé si la madre llora?

Cuando la madre llora, el bebé también llora. Según un estudio reciente, el llanto de la madre afecta al bebé incluso cuando está en el vientre. La conclusión es que el llanto de la madre tiene un efecto sobre el bebé incluso cuando está en el vientre. Los científicos creen que el sonido de la voz de la madre tiene un efecto sobre el cerebro del bebé.

Los bebés responden emocionalmente a la ira de la madre. Se enojan, lloran y se ponen nerviosos.
Cuando la mamá se enoja, el bebé se asusta y llora. La mamá no se enoja porque el bebé es malo, sino porque está tratando de comunicar que tiene hambre, sueño o que necesita atención.