¿Por qué mi hijo nació Moreno y ahora es blanco?

Escrito por John Macara

Psicólogo conductual y experto en relaciones de familia 

Cuando una pareja tiene un hijo, esperan ver en él reflejos de ambos padres. Pero, ¿qué pasa si ese bebé nace moreno y con el tiempo se vuelve blanco? La respuesta tiene que ver con el gen de la melanina.
Algunas personas nacen morenos y con el tiempo se vuelven blancas, esto se debe a que tienen una mayor cantidad de melanina en la piel.

¿Cómo saber si mi recién nacido será blanco o moreno?

Cuando nace un bebé, papás y mamás quieren saber qué color de piel tendrá. Es una pregunta común, sobre todo si el bebé es el primer hijo. Según la OMS, el 85% de los bebés en todo el mundo tienen piel blanca. El 10% tiene piel morena y el 5% restante tiene piel de color rojo, amarilla o negra.

Si el bebé tiene piel blanca, es más probable que sus padres también tengan piel blanca. Si el bebé tiene piel morena, es más probable que sus padres tengan piel morena. Pero esto no es una regla absoluta. Hay padres blancos con bebés morenos y viceversa.

La piel de un bebé cambiará de color con el tiempo. La piel blanca se volverá más morena y la piel morena se volverá más blanca. Esto dependerá de la raza y el clima en el que viva el bebé.

¿Cuándo cambia el color de la piel del bebé?

Los cambios en el color de la piel del bebé pueden ocurrir en las primeras semanas de vida. La piel puede ser rosada, azulada o pálida en función de la temperatura del bebé. La piel puede cambiar de color cuando el bebé está enfermo o cuando tiene hambre.

ARTÍCULO INTERESANTE:   ¿Cuando el bebé se parece a la madre?

Niño blanco en sociedad morena

Cuando un niño nace blanco en una sociedad cuyos miembros son mayoritariamente morenos, no significa que no tenga raza. Existen muchas razas blancas, como el caucásico, el europeo o el occidental. Tener la piel blanca no es una enfermedad ni un defecto.

El color de piel de los bebés

Los bebés nacen con un color de piel determinado por sus genes. La piel de un bebé puede ser de un color claro, oscuro, rojo, amarillo o café. La pigmentación de la piel se determina en el feto y no cambia después de nacer.

El cambio en el color de la piel de una persona puede deberse a numerosos factores, como el clima, la dieta o el estilo de vida.