¿Qué rasgos heredan los hijos de papá?

Escrito por John Macara

Psicólogo conductual y experto en relaciones de familia 

Los hijos de papá heredan una serie de características de su padre, ya sea en el aspecto físico o psicológico. Estas son algunas de las investigaciones que se han realizado al respecto.
Los hijos de papá heredan el color de ojos y el cabello de su padre. También pueden heredar el temperamento de su padre, lo que significa que pueden ser más activos o más tranquilos que otros niños.

Entendiendo qué son los rasgos familiares

Al hablar de herencia genética, es importante comprender qué son los rasgos familiares. Estos rasgos son las características físicas o comportamentales que se transmiten de una generación a otra dentro de una familia. Estos pueden incluir, además del color de ojos y cabello ya mencionados, otros rasgos como la forma de la nariz, la estatura, la predisposición a ciertas enfermedades, entre otros. Al entender qué son los rasgos familiares, podemos tener una mejor idea de cómo se manifiestan estas características heredadas en los descendientes.

¿Qué se hereda del padre?

Cuando se habla de herencia, lo que normalmente se piensa es en la herencia material, es decir, el dinero, las propiedades, etc. Sin embargo, la herencia también puede ser inmaterial, y en este caso se refiere a las cualidades o características que se heredan de nuestros padres.

En muchos casos, estas cualidades o características se heredan de forma automática, sin que nosotros podamos hacer nada para cambiarlas. Por ejemplo, si nuestro padre es introvertido, es probable que nosotros también lo seamos; o si nuestro padre es creativo, es probable que tengamos esa misma cualidad.

Sin embargo, hay ciertas características que no se heredan automáticamente, sino que dependerán de la forma en que nosotros las interpretemos. Por ejemplo, si nuestro padre es muy estricto, es probable que nosotros nos volvamos muy estrictos también; o si nuestro padre es muy cariñoso, es probable que nosotros seamos muy cariñosos.

En general, podemos decir que la herencia que recibimos de nuestros padres es una mezcla de lo bueno y lo malo. Por un lado, podemos heredar sus cualidades positivas, pero por otro lado, podemos heredar también sus defectos. De todas formas, es importante recordar que la herencia no es algo determinante, ya que somos nosotros los que decidimos cómo queremos ser y actuar.

ARTÍCULO INTERESANTE:   ¿Cómo hacer para que mi hijo sea pelirrojo?

¿Cómo saber si un hijo no es tuyo?

Cuando una pareja tiene un hijo, es natural que ambos padres quieran saber quién es el padre biológico. Sin embargo, si uno de los padres sospecha que el hijo no es suyo, hay una serie de pruebas que se pueden realizar para determinarlo. La primera de estas pruebas es el análisis de ADN, que puede determinar si el niño tiene una relación genética con el padre en cuestión. Además, se pueden realizar pruebas de paternidad a través de la saliva, el cabello o las secreciones nasales. Si el niño tiene una relación genética distinta a la del padre en cuestión, es probable que el niño no sea suyo.

¿Qué gen predomina más el del padre o la madre?

Según estudios, el genoma del padre predomina en un 50% frente al genoma de la madre, aunque existen muchos factores que influyen en la herencia, como el cromosoma X. De todos modos, esta cifra puede variar dependiendo de la persona.

¿Qué se hereda de los abuelos paternos?

Los abuelos paternos aportan a sus nietos una herencia genética que incluye características tales como el color de los ojos y el pelo, la estatura y el tipo de constitución. Además, los abuelos paternos transmiten a sus nietos el bagaje de su propia experiencia de vida, con todo lo bueno y lo malo que esta conlleva. Por lo tanto, los abuelos paternos son una fuente de sabiduría, apoyo y cariño para sus nietos, y éstos no deberían darse por satisfechos nunca con tenerlos a su lado.

Los hijos de papá tienden a ser más altos, tener una constitución física más fuerte y a ser más inteligentes que los hijos de mamá.
Los hijos de papá heredan la fuerza, la inteligencia y el coraje.