«3 rituales diarios para mejorar la salud mental»

Escrito por Marc Orante

Psicólogo conductual y experto en relaciones de familia 

Imagina esto: eres la persona indicada para resolver problemas en el trabajo y cuidar de los demás, pero recientemente te has sentido abrumado y estresado. ¿Cómo has estado cuidando de tu salud mental últimamente?

Un día despiertas ansioso, con la mente llena de preocupaciones por las fechas límite del trabajo, las responsabilidades familiares y los desafíos personales. Te das cuenta de que has descuidado tu salud mental en medio de tu vida ocupada.

A medida que avanza el día, notas que tu estado de ánimo está afectando tus interacciones con los demás. Te sientes irritable y explosivo, discutiendo con tus colegas y seres queridos. Te cuesta concentrarte en tu trabajo y tu productividad se ve afectada.

Te das cuenta de que tu salud mental no solo te está afectando a ti, sino también a quienes te rodean. Esa noche, reflexionas sobre la importancia de priorizar tu salud mental e identificar tres rituales diarios para mejorarla.

1. Autocomprensión y autocelebración

¿Sabías que practicar la autocomprensión y la autocelebración puede tener un impacto profundo en tu salud mental? Según la experta en psicología, Dra. Kristen Neff, las afirmaciones positivas pueden fomentar la aceptación de uno mismo, aumentar el autovalor y promover el bienestar psicológico.

Comienza tu día con afirmaciones poderosas como «Estoy orgulloso de quien soy» o «Me acepto completamente, con defectos y todo». A lo largo del día, tómate un tiempo para reconocer y celebrar tus logros, grandes o pequeños. Abrazar el orgullo propio y honrarte a ti mismo conduce a una mejor salud mental, ayudándote en tu camino hacia la salud holística y la felicidad.

2. Actos diarios de autocuidado

Imagina comenzar cada día sintiéndote renovado y lleno de energía, con una mente clara y una perspectiva positiva. ¿Suena maravilloso, verdad? Según la experta en hormonas y autora de «El reseteo hormonal», Dra. Sarah Gottfried, incorporar actos de autocuidado en tu rutina diaria es crucial para mantener un óptimo bienestar físico, emocional y mental.

ARTÍCULO INTERESANTE:   Señales de celos ocultos en tu crush.

No se trata solo de consentirte con ocasiones especiales, sino de hacer del autocuidado una parte constante de tu vida diaria. Priorizar el autocuidado no es egoísta, sino una práctica esencial de autocompasión. Se trata de valorarte lo suficiente como para priorizar el bienestar en medio de las demandas de la vida. Incluso en tiempos ocupados, pequeños actos como respirar profundamente, pasar tiempo con una mascota o leer pueden contar como autocuidado. La consistencia y la intencionalidad son clave.

3. Reflexión y gratitud

¿Alguna vez has considerado el poderoso impacto que la reflexión y la gratitud pueden tener en tu salud mental y bienestar? El neurólogo y autor, Dr. Richard J. Davidson, ha resaltado los beneficios de esta práctica.

Cuando reflexionas sobre tus pensamientos, sentimientos y comportamientos con autocompasión, te acercas a ti mismo con amabilidad y comprensión en lugar de autocrítica. Al reconocer nuestras imperfecciones y flaws and practicing gratitude, puedes reconocer tus esfuerzos, crecimiento y cualidades únicas, fomentando un concepto de sí mismo positivo. Además, abrazar la aceptación de uno mismo significa entender que tus defectos son parte de tu viaje y no definen tu valía. Estás constantemente evolucionando y aprendiendo, y tus imperfecciones no te hacen menos valioso ni digno.

Al cultivar la aceptación de uno mismo e incorporar la reflexión y la gratitud en tu vida, puedes desarrollar una perspectiva positiva hacia ti mismo y hacia tu vida, lo que lleva a una mejor salud mental y bienestar holístico.

¿Encontraste útiles estos consejos? No dudes en compartir tus pensamientos en los comentarios. ¡Cuídate y recuerda que importas!