4 secretos psicológicos del orgasmo.

Escrito por Marc Orante

Psicólogo conductual y experto en relaciones de familia 

Los orgasmos son emocionantes, misteriosos y se sienten realmente bien, pero no se habla mucho de ellos. Sabemos qué sensaciones corporales ocurren cuando alcanzas el pico del placer, pero ¿qué pasa con tu mente detrás de escena? Tu cerebro está orquestando una compleja sinfonía de reacciones y procesos. Este artículo te llevará en un viaje a través de los secretos psicológicos del orgasmo y, con suerte, te empoderará para abrazar cada aspecto de tu sexualidad.

La barrera emocional

Imagina esta situación: tú y tu pareja se meten entre las sábanas listos para disfrutar de algunos momentos de amor, pero a medida que el calor aumenta, también lo hace tu ansiedad. De repente, tu mente se llena de pensamientos como: ¿Estoy haciendo esto bien? ¿Me veo lo suficientemente bien? Lo siguiente que sabes es que estás completamente distraído y no puedes concentrarte en el momento.

Resulta que no estás solo. Según la psicóloga y terapeuta sexual Stephanie Biller, la ansiedad puede arruinar por completo el sexo. Crea un torbellino de pensamientos y puede distraerte de experimentar un orgasmo placentero.

Esta abrumadora ansiedad a veces puede llevar a una disfunción sexual conocida médicamente como anorgasmia. Si bien el sexo aún puede sentirse bien para quienes sufren de anorgasmia, no poder alcanzar la meta puede afectar su salud mental y, como resultado, algunos pueden fingir la experiencia.

Fingir el orgasmo

Fingir el orgasmo a menudo se presenta en comedias románticas y algunos incluso bromean al respecto en los memes en el mundo digital. Pero tener que fingir el placer no es divertido.

Un estudio publicado en 2010 en el Journal of Sex Research encontró que una de las razones para fingir un orgasmo podría ser evitar sentimientos negativos como la vergüenza y la ansiedad. En ese estudio, el 58% de los hombres dijeron que fingieron un orgasmo para evitar consecuencias negativas, como parecer incompetentes o sentirse incómodos en la situación. ¿Alguna vez has fingido disfrutar para evitar estos sentimientos? Si te sientes cómodo, siéntete libre de compartir tu experiencia.

En algunos casos, la razón para fingir un orgasmo puede ser más simple: el amor. Un estudio publicado en 2011 en el mismo Journal encontró que fingirlo puede ser una buena estrategia para asegurarte de que tu pareja no se desvíe.

Las mujeres que participaron en ese estudio no solo fingían estar pasándolo bien, sino que también admitieron estar perfectamente de acuerdo con mostrar algo de afecto público y coquetear con sus parejas en público. Los científicos llaman a esto comportamientos de retención del compañero, lo que significa que haces cualquier cosa para mantener tu relación fuerte y feliz, y parece que hacerlo en la cama puede ser una de esas estrategias, sin necesidad de ayuda externa.

ARTÍCULO INTERESANTE:   Cómo los introvertidos intimidad a las personas: 5 estrategias

El orgasmo real

Independientemente de la motivación detrás de fingir un orgasmo, es seguro decir que la mayoría de las personas prefieren experimentar la realidad. Y para algunas personas afortunadas, eso se puede lograr sin siquiera levantar un dedo.

Un estudio reciente publicado en 2022 en el Journal of Sexual Medicine cuenta la historia de una mujer de 33 años que logró alcanzar el clímax solo con el poder del pensamiento. No se necesitó ni una sola mano amiga. Ella logró esto practicando yoga tántrico, que se trata de sincronizar tu mente y tu cuerpo. Ella dijo que aprendió a relajarse, aceptar su imagen corporal y aumentar su atención plena en su vida cotidiana en general. Su historia ilustra la fascinante conexión entre tu mente y tu cuerpo. De hecho, hay formas aún más interesantes en las que los orgasmos afectan tu bienestar general.

Beneficios para la salud

Los orgasmos pueden ayudar con el alivio del dolor y el sueño. Cuando experimentas dolor, tu cuerpo libera sustancias químicas llamadas endorfinas para ayudarte a sobrellevarlo. Los orgasmos pueden desencadenar la liberación de endorfinas, lo que lleva a un alivio natural del dolor. Esto puede ayudar con dolores de cabeza y menstruaciones dolorosas.

Un estudio publicado en 2016 en el Journal of Holistic Nursing incluso descubrió que alcanzar el clímax puede desempeñar un papel en aliviar el dolor del parto. Además, aquellos sin útero también pueden beneficiarse de las ventajas para la salud relacionadas con los orgasmos. Un estudio publicado en 2016 en la revista European Urology encontró que la eyaculación frecuente reduce el riesgo de cáncer de próstata.

No solo se trata de endorfinas, esta experiencia eufórica tiene aún más en la tienda para ti. Un estudio publicado en 2006 en la revista Biological Psychology encontró que los orgasmos también liberan la hormona prolactina, responsable de ayudarte a conciliar el sueño. Parece que el sexo no tiene por qué mantenerte despierto toda la noche, sino que te ayuda a descansar.

Esperamos que hayas aprendido que los orgasmos y la sexualidad están íntimamente conectados con tu cerebro y bienestar psicológico. Este artículo solo ha tocado la superficie, hay mucho más por aprender sobre esta experiencia orgásmica. ¿Te gustaría saber más? Comparte tus preguntas en los comentarios a continuación.

Hasta la próxima, queremos que sepas que no hay una forma correcta o incorrecta de experimentar el placer. Lo más importante es que te sientas seguro y cómodo explorando tu sexualidad, sea cual sea su forma. Estamos aquí para ayudarte en ese viaje.