6 señales de alerta que no debes ignorar en ti mismo

Escrito por Marc Orante

Psicólogo conductual y experto en relaciones de familia 

La visualización de contenidos en línea se ha convertido en una actividad popular en la actualidad. En lugar de ver videos, leer artículos o contenido web puede ser una alternativa interesante. Te presentamos a continuación seis señales de alerta que debes tener en cuenta sobre ti mismo según los expertos, ya que pueden afectar tu bienestar mental y emocional.

1. Diálogo interno negativo

La psicóloga Dra. Elizabeth Scott define el diálogo interno negativo como cualquier conversación interna que limite tu capacidad de creer en ti mismo y en tus habilidades para alcanzar tu potencial. Pensamientos autodepreciativos constantes y frases negativas pueden aumentar el riesgo de problemas de salud mental, como disminución de la motivación, sentimientos de impotencia e incluso depresión. Si te encuentras en esta situación, considera hablar con un profesional o aplicar técnicas efectivas de terapia cognitivo-conductual, como detener el pensamiento negativo o la atención plena.

2. Necesidad neurótica de validación social

¿Sientes que necesitas agradar a los demás constantemente? ¿Tu autoestima depende de la opinión y los sentimientos de los demás hacia ti? Esto puede indicar una necesidad neurótica de validación social. Las personas con esta necesidad a menudo tienen baja autoestima y mantienen amistades y relaciones poco saludables. Es importante recordar que la validación y el amor propio deben provenir de uno mismo, no de los demás.

3. Necesidad neurótica de control

Constantemente querer resolver los problemas de los demás, ser un perfeccionista y querer controlar todo a tu alrededor son señales de una necesidad neurótica de control. Esta necesidad puede estar relacionada con sentimientos de impotencia y puede llevar a relaciones poco saludables y demandantes. Aprender a dejar ir y confiar en los demás puede ser beneficioso tanto para tu bienestar como para tus relaciones.

4. Perfeccionismo tóxico

Esperar la perfección y sentirte decepcionado contigo mismo cuando no la alcanzas es un signo de perfeccionismo tóxico. Esta actitud puede ser dañina para tu salud mental, ya que te pones expectativas poco realistas y te saboteas a ti mismo. Aprender a aceptar tus errores y ser compasivo contigo mismo puede ayudarte a desarrollar una actitud más saludable hacia el crecimiento personal.

ARTÍCULO INTERESANTE:   6 Cosas que las Personas Autistas Quieren que Sepas por Brian Cham

5. Apego evitativo

Las personas con un estilo de apego evitativo tienden a ser emocionalmente distantes y cerradas. Les resulta incómodo establecer relaciones cercanas y tienden a evitar el contacto a largo plazo. En lugar de comunicarse y resolver problemas con los demás, pueden recurrir a comportamientos autodestructivos como el engaño, desaparecer sin dar explicaciones y no pedir ayuda. Aprender a comunicarte y colaborar con los demás en la resolución de problemas puede llevar a relaciones más saludables y satisfactorias.

6. Adicción a las redes sociales

Otra señal de alerta a tener en cuenta es la adicción a las redes sociales. Estudios han demostrado que el consumo excesivo de redes sociales puede tener efectos negativos en la salud mental, como la disminución de la autoestima, sentimientos de soledad, ansiedad o depresión, dificultades para dormir, falta de actividad física, falta de conexión con las relaciones reales y disminución de la empatía hacia los demás. Si reconoces estos síntomas en ti mismo, considera limitar tu tiempo en las redes sociales y buscar un equilibrio saludable.

Citando al showrunner Raphael Bob-Waksberg de la serie BoJack Horseman: «Cuando miras a alguien a través de unas gafas de color rosa, las señales de advertencia se ven como simples banderas». A veces, es más difícil reconocer las señales de alerta en nosotros mismos que en los demás. Pero al igual que en nuestras relaciones con los demás, es importante ser conscientes de nuestros patrones y tendencias para poder crecer y desarrollarnos como personas.

Si te enfrentas a desafíos relacionados con tu salud mental, no dudes en buscar la ayuda de un profesional adecuado. Recuerda que el crecimiento personal es un proceso gradual y valioso.