¿Cómo hacer que mi hijo mayor acepte a su hermanito?

Escrito por John Macara

Psicólogo conductual y experto en relaciones de familia 

No es fácil para los hijos mayores aceptar a su hermano recién nacido, especialmente si éste es el primero. La clave para que esto ocurra es la comunicación, ya que es importante que los mayores entiendan por qué el bebé está en la familia y qué rol tendrán ellos en su vida. Además, es necesario que los padres estén atentos a las señales de que el hijo mayor no está aceptando a su hermano y tomen medidas para ayudarlo a integrarse.

A veces los hermanos mayores no aceptan a sus hermanitos, sobre todo si éstos son muy pequeños y no les dejan jugar con sus juguetes, o les quitan el sitio en la cama. Lo mejor que puedes hacer es hablar con tu hijo mayor y explicarle que es normal que sienta celos, pero que no tiene por qué actuar de esa manera. También es importante que le demuestres que te importa su opinión y que estás dispuesta a escucharle. Si se lo propones, puedes ayudarle a cuidar de su hermanito y a pasar tiempo con él. De esta forma, se sentirá importante y podrá aprender a quererlo.

¿Qué hacer para que mi hijo acepte a su hermanito?

Los niños a menudo tienen problemas para aceptar a un hermanito, especialmente si éste es el resultado de un embarazo no planeado. Pero hay algunas cosas que los padres pueden hacer para ayudar a que el niño acepte a su hermanito.

En primer lugar, es importante que los padres sean honestos con sus hijos acerca de la llegada de un hermanito. Explíqueles que el niño fue planeado y que es una parte importante de la familia. Enséñeles a respetar a su hermanito, incluso si todavía no lo pueden querer.

En segundo lugar, es importante que los padres establezcan una buena relación con el hermanito. Dedique tiempo a jugar con él, a hablarle y a enseñarle cosas. Esto le ayudará a sentirse cómodo con él y a aceptarlo como un miembro de la familia.

En tercer lugar, es importante que los padres estén dispuestos a escuchar a sus hijos. Si el niño tiene alguna pregunta sobre el hermanito, o sobre el embarazo, intente responderle de la manera más clara y honesta posible. Esto le ayudará a comprender lo que está pasando y a aceptar mejor a su hermanito.

ARTÍCULO INTERESANTE:   ¿Cómo solucionar un conflicto entre hermanos adultos?

¿Qué hacer cuando tu hijo no quiere tener un hermanito?

Cuando tu hijo no quiere tener un hermanito, hay que hablar con él y explicarle las ventajas de tener un hermano. Seguro que con una buena conversación, podremos convencerlo de que un hermanito es una gran ventaja.

¿Cómo manejar los celos por la llegada de un hermanito?

Los celos son una emoción normal en los niños que se sienten amenazados por la llegada de un hermanito. Es importante que los padres sean pacientes y comprensivos cuando sus hijos expresen este sentimiento. Es necesario hablar con ellos sobre los celos y explicarles que el nuevo bebé no va a sustituirles en el corazón de sus padres. También es importante que los padres sean consistentes en su amor y cariño hacia ambos hijos. Los niños se sentirán más seguros y menos amenazados si ven que sus padres están felices con el nuevo bebé.

¿Cuál es la edad ideal que se deben llevar los hermanos?

Los hermanos deben tener la misma edad, aunque esto no siempre es posible. La edad ideal que se deben llevar es la misma que la edad en la que se comienza a notar las diferencias de madurez entre ellos.

Los niños son seres muy sensibles y por lo general cuando nace un hermanito lo primero que hacen es rechazarlo, esto no significa que no quieran a su hermano, sino que simplemente están pasando por un proceso de aceptación. Lo ideal es que los padres ayuden a ambos hermanos a construir una buena relación, para esto es importante que el niño mayor se sienta importante y que se le haga sentir parte de la familia. También es importante que se le brinden oportunidades para jugar y convivir con su hermano, esto le permitirá conocerlo mejor.

No existe una solución mágica, pero hay algunas cosas que se pueden hacer para ayudar a que el hijo mayor acepte a su hermanito. Lo primero es establecer una buena comunicación con él, hablar sobre sus sentimientos y escuchar los suyos. También es importante que el hijo mayor se sienta importante y respetado, y que se le concedan responsabilidades en relación con el bebé. Finalmente, es fundamental fomentar la unión entre hermanos y animarles a jugar y divertirse juntos.