¿Por qué no siento amor por mi hijo?

Escrito por John Macara

Psicólogo conductual y experto en relaciones de familia 

Cuando se tiene un hijo, se espera siempre sentir amor por él o ella. Pero, ¿qué pasa si ese sentimiento no aparece? No es que no se quiera a su hijo, sino que el amor no se siente de la misma forma que se sentía antes de tenerlo. La maternidad y paternidad son experiencias muy diferentes para cada persona. Hay padres que sienten un amor inmenso por sus hijos desde el primer momento, mientras que otros toman un poco más de tiempo para llegar a ese sentimiento. Lo importante es que, sea cual sea el caso, se esté dispuesto a trabajar por el vínculo que se quiere construir con el hijo.
Las razones por las que una madre puede no sentir amor por su hijo son variadas y pueden estar relacionadas con la propia historia de vida de la madre, con las circunstancias en las que se encuentra el niño o con las características de este. Algunas madres pueden no sentir amor por sus hijos porque no los han deseado o porque no se sienten capaces de cuidar de ellos. Otras pueden sentirse culpables o enojadas con ellos por diversas razones. En cualquier caso, es importante que la madre busque ayuda para poder identificar las razones por las que no siente amor por su hijo y para poder trabajar en las relaciones con este.

¿Por qué no siento nada por mi hijo?

Por lo general, los padres sienten una conexión especial con su hijo desde el momento en que lo ven por primera vez. Sin embargo, algunos padres pueden preguntarse por qué no sienten nada por su hijo. Hay muchas razones por las cuales esto puede suceder, y no hay una sola respuesta correcta. Algunos padres pueden sentirse culpables o aislados, mientras que otros pueden estar preocupados por el futuro de su hijo. En cualquier caso, es importante que los padres se comuniquen con sus hijos acerca de sus sentimientos y sean honestos acerca de lo que están experimentando.

¿Por qué no amo a mi hijo?

Muchos padres se preguntan por qué no aman a sus hijos. Puede ser que esto se deba a que el niño no esté cumpliendo con las expectativas que el padre tiene o a que el niño tenga problemas de conducta. Sea cual sea el motivo, es importante que el padre hable con su hijo y le explique por qué no está sintiendo amor por él. De esta forma, el niño sabrá que no está solo y que el padre lo quiere, aunque no pueda expresarlo de forma emocional.

ARTÍCULO INTERESANTE:   Cómo fomentar el amor y la unión familiar

¿Qué hacer cuando no soporto a mi hijo?

No soportar a un hijo es un sentimiento muy fuerte, que puede llevar a la frustración, a la ira e incluso a la violencia. Si estás pasando por esta situación, es importante que tomes en cuenta las siguientes recomendaciones:

1. Busca ayuda profesional. Es necesario que hables con un especialista que te ayude a gestionar este sentimiento y a encontrar soluciones para mejorar la relación con tu hijo.

2. Mantén la calma. Es fundamental que seas capaz de controlar tus emociones en todo momento, para evitar que estas afecten a tu hijo.

3. No le digas que no te gusta. Es importante que tu hijo se sienta querido y aceptado, aunque no estés de acuerdo con él en todo.

4. Acepta que no eres perfecto. Nadie es perfecto, y tú tampoco lo eres. Reconoce tus errores y aprende de ellos.

5. Dale una oportunidad. No juzgues a tu hijo ni le pongas etiquetas. Date la oportunidad de conocerlo y de descubrir quién es realmente.

¿Qué provoca la falta de amor paternal?

Según la Organización Mundial de la Salud, la falta de amor paternal puede provocar problemas de desarrollo en los niños. La falta de amor paternal afecta negativamente el desarrollo emocional, social y cognitivo de los niños, lo que puede repercutir en su rendimiento académico y en su vida adulta.

No todas las madres sienten amor por sus hijos, esto no significa que no los quieran, sino que pueden tener problemas para expresar este sentimiento. El amor hacia un hijo es una de las experiencias más fuertes y poderosas que una madre puede sentir, y es una conexión que se va formando a lo largo de los años.
Es posible que no sientas amor por tu hijo por varias razones. Puede ser que no te sientas conectada emocionalmente con él, o que no te guste ser madre. Tal vez sientas que no te necesita o que no estás haciendo un buen trabajo como madre. También es posible que sientas que no eres buena para cuidar de un niño o que no estás preparada para ser madre.