¿Cómo hacer para aguantar a mi suegra?

Escrito por John Macara

Psicólogo conductual y experto en relaciones de familia 

Las relaciones entre suegros e hijos suelen ser bastante complicadas, sobre todo cuando la suegra es una persona dominante y controladora. Si no sabes cómo lidiar con ella, puede que acabes aguantándola todo el tiempo, lo que no es bueno para ti ni para ella. En este artículo te contamos algunas claves para ayudarte a sobrellevar las relaciones con tu suegra.
Las relaciones entre suegros y nueras/os no son fáciles. Siempre hay una mayor o menor tensión debido a que hay una persona que tiene que adaptarse a una nueva familia, y a veces no es fácil.

Pero hay que intentarlo, porque en general, las suegras son personas que quieren el bien de sus nueras/os. Por eso, aquí van algunos consejos para ayudar a aguantar a tu suegra:

– Intentar comprenderla. Aunque a veces pueda parecer que es una persona insoportable, hay que intentar ver las cosas desde su punto de vista. Seguro que tiene sus razones para hacer las cosas de la forma en que las hace.

– Respetarla. Aunque no estemos de acuerdo con ella, hay que respetarla. No hay nada peor que discutir todo el tiempo.

– Ser paciente. Es probable que no nos gusten todas las cosas que hace nuestra suegra, pero hay que ser pacientes y no criticarla todo el tiempo.

– Intentar compartir actividades. Es una buena forma de conocernos mejor y de crear un vínculo.

– No compararla con nuestras propias madres. Cada persona es diferente y no hay que comparar a nuestras madres con nuestras suegras.

– Ser sinceros. Si hay algo que no nos gusta de nuestra suegra, hay que decirlo. Pero siempre de forma respetuosa.

¿Por qué no soporto a mi suegra?

Las relaciones familiares son un tema complejo, sobre todo cuando hay una suegra involucrada. En muchas ocasiones es difícil lidiar con la presencia de esta mujer en la familia, sobre todo porque no resulta sencillo encontrar un punto de acuerdo con ella. A continuación te explico por qué no soporto a mi suegra.

En primer lugar, no me gusta la forma en que mi suegra interfiere en mi relación con mi esposo. Ella siempre tiene que estar opinando sobre nuestras decisiones y no respeta nuestra privacidad. Además, es muy controladora y no me deja ser yo misma.

También me molesta el hecho de que mi suegra se aprovecha de mi esposo. Siempre está pidiéndole dinero o favores, y no respeta sus limitaciones económicas. Además, cree que tiene derecho a decirnos qué hacer y qué no, lo que me resulta muy molesto.

En definitiva, no soporto a mi suegra porque no es una persona respetuosa, ni considerada. Cree que tiene derecho a controlar todo lo que nos sucede, y eso me resulta muy incómodo. Espero que podamos resolver estas diferencias en el futuro, pero por el momento no estoy dispuesta a tolerarla.

¿Cómo ganarte a una suegra difícil?

Las suegras son seres queridos en la familia, aunque a veces pueden ser un poco difíciles de conquistar. Pero no te preocupes, aquí te damos algunos tips para ganarte a tu suegra difícil.

1. Haz que se sienta importante. Dale la importancia que se merece y muéstrate respetuoso.

2. Trata de estar en contacto con ella. No importa si es vía teléfono, correo electrónico o en persona. Mantén una buena comunicación.

3. Dale regalos. Seguro que a ella le gustan los detalles.

4. Escucha lo que tiene que decir. Aunque a veces pueda ser molesto, escucha atentamente lo que tiene que decir.

ARTÍCULO INTERESANTE:   ¿Qué hacer cuando tu suegra te ofende?

5. Muéstrate interesado en sus cosas. No solo en la familia, sino en todo lo que le gusta.

6. Acércate a ella gradualmente. No la presiones, dale el tiempo que necesita para acostumbrarse a ti.

7. Sé paciente. No te desesperes si no consigues ganártela de inmediato. Dale tiempo.

¿Cómo ponerle un alto a la suegra?

Las relaciones familiares pueden ser muy complicadas, especialmente cuando se trata de la relación entre suegros y nueras e hijos. La suegra puede intentar influir en las decisiones que toma nuestro hijo, lo que puede ser muy incómodo. Hay varias maneras de lidiar con la situación y ponerle un alto a la suegra.

La primera es establecer límites. Explique a la suegra que usted es la adulta en la relación y que es responsable de sus decisiones. Pídale que respete sus límites y que no interfiera en sus asuntos.

Otra manera de lidiar con la situación es hablar con la suegra. Trate de entender por qué está actuando de esa manera y qué es lo que quiere. A veces, la suegra solo quiere estar cerca de su hijo y no tiene malas intenciones. Hablar con ella puede ayudar a resolver el problema.

Si la suegra sigue interfiriendo en sus decisiones, puede tomar medidas legales. Consulte con un abogado para ver qué opciones tiene y qué puede hacer para proteger sus derechos.

No importa qué medida tome, es importante que mantenga la calma y sea firme. La suegra no va a cambiar de inmediato, pero con paciencia y perseverancia puede lograr que respete sus límites.

¿Qué hacer cuando tu suegra te ofende?

Cuando nuestra suegra nos ofende, es normal que nos sintamos mal y quisiéramos que se disculpara. Sin embargo, es importante que analicemos la situación para determinar qué es lo que podemos hacer para solucionar el problema.

En primer lugar, es importante que mantengamos la calma y que no reaccionemos de manera impulsiva. Luego, intentemos entender por qué nos ofendió nuestra suegra y qué podemos hacer para mejorar la situación. Si creemos que la situación es irremediable, es mejor tomar distancia y evitar tener contacto con ella.

Por último, es importante que hablemos con nuestra pareja sobre la situación para que esté al tanto de lo que está pasando. De esta forma, podremos apoyarnos mutuamente y buscar soluciones para mejorar nuestra relación con la suegra.

Las suegras son una parte importante de la familia, pero a veces pueden ser un poco difíciles de manejar. Aquí hay algunos consejos para ayudar a aguantar a la tuya:

  • Trata de establecer una buena relación con ella desde el principio.
  • Escucha lo que tiene que decir y muéstrate receptivo.
  • No discutas con ella ni la critiques.
  • Respeta sus opiniones y sus tradiciones.
  • Únete a ella en actividades que le gusten.
  • Dale regalos de vez en cuando.
  • Mantén la comunicación abierta.

Lo mejor que puedes hacer es tratarla con respeto y ser amable. No le des motivos para estar enojada contigo, y si hay algo que no te gusta de ella, intenta ignorarlo. Siempre intenta mantener la calma y no discutir con ella. Si tiene alguna crítica, trata de escucharla con atención y aprende de ella.